2005-12-02 Abajo la Ley Orgánica de Educación

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /storage/content/50/1002850/grupgerminal.org/public_html/includes/unicode.inc on line 311.
  • warning: Illegal string offset 'data' in /storage/content/50/1002850/grupgerminal.org/public_html/includes/tablesort.inc on line 110.
  • warning: Illegal string offset 'data' in /storage/content/50/1002850/grupgerminal.org/public_html/includes/tablesort.inc on line 110.

Declaraci´on del Grupo Germinal- En defensa del marxismo, 2 de diciembre de 2005

FUERA DE LAS AULAS LA RELIGIÓN Y LOS PROFESIONALES DE LA RELIGIÓN, SEAN DE LA ‘CREENCIA’ QUE SEAN

ENSEÑANZA PÚBLICA, LAICA, CIENTÍFICA, GRATUITA Y DE CALIDAD

Ninguna represalia a los luchadores juveniles: ¡retirada de la acusación fiscal contra cuatro jóvenes por la manifestación del 23 de septiembre de 2004!

SI TODAS LAS ORGANIZACIONES QUE LA CLASE OBRERA Y LA JUVENTUD HAN CONSTRUIDO PARA LA DEFENSA DE SUS INTERESES SE UNEN EN UN FRENTE ÚNICO CON EL OBJETIVO DE IMPONER UN GOBIERNO QUE ESTÉ AL SERVICIO DE LOS INTERESES DE LA MAYORÍA Y NO DE LOS DE LA MINORÍA DE EXPLOTADORES ¡ES POSIBLE LOGRARLO!

Un estado y su Constitución al servicio del beneficio privado y de la reacción clerical

La constitución ‘democrática’ de rodillas ante la Iglesia Católica

La Constitución de la Monarquía borbónica dicta en su artículo 16.3.- “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.” Tras siglos de acumulación de riquezas, tras siglos de dominación sobre las mentes infantiles y juveniles.. la Constitución de la Monarquía mantenía esta situación negándose a declarar al estado español como estado laico, negándose a recuperar para ‘el pueblo español’ las riquezas que la Iglesia Católica le robó durante siglos. Muy al contrario, en 1979 se firmaron tres acuerdos con la Santa Sede, es decir con el estado del Vaticano. Uno aseguraba la pervivencia de la financiación de la Iglesia Católica a costa del erario público así como la eximía de la práctica totalidad de obligaciones tributarias, el otro aseguraba el mantenimiento de la explotación de la educación como uno de los negocios más rentables de la Iglesia y mantenía el monopolio casi exclusivo de la férula reaccionaria religiosa sobre la formación educativa de las masas, por último el tercero mantenía la estructura de la Iglesia Católica en el seno del ejército de la Monarquía.

La constitución ‘democrática’ de la Monarquía garantiza la explotación de la educación por el capital privado

Hace tiempo, diversas asociaciones dedicadas a la defensa de la enseñanza pública (entre las cuales el Colectivo Baltasar Gracián de Madrid) consideraban en su manifiesto En defensa de la enseñanza pública que: “La función que la Constitución atribuye a la educación sólo puede ser garantizada por un sistema público de enseñanza..”. Es necesario reconocer la constante y enconada labor de estos colectivos en defensa de la enseñanza pública pero es urgente decir la cosas por su nombre, no buscar un supuesto refuerzo de la Constitución de la Monarquía para defender el sistema público de enseñanza. Y ello por la sencilla razón de que esta constitución está claramente redactada para salvar la propiedad privada, para perpetuar la explotación del hombre por el hombre, para asegurar la continuidad de la explotación burguesa de la enseñanza, es decir: para garantizar la explotación de la educación como un negocio más de esta clase social. El artículo 27 es completamente ilustrativo respecto a esto. En su apartado 1 (27.1) declara “Todos los españoles tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza”, para ir concretando enseguida en el apartado 3 (27.3) “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.” (haciendo dejadez de cualquier obligación de garantizar la enseñanza racional) y en el apartado 6 (27.6) “Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centro docentes, dentro del respeto a los principios fundamentales” remacha el clavo a favor de la empresa privada (‘personas físicas y jurídicas’) y del sometimiento a la propiedad privada y la religión (‘dentro del respeto a los principios fundamentales’). Por si no estaba bastante claro los legisladores de la ‘democracia’ se cuidaron mucho de asegurar la ‘concertación’ con los centros de enseñanza privada en el apartado 9 (27.9) en el que declararon “Lo poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.”

El dinero público, extraído a los trabajadores, al servicio del opio de la religión en las escuelas

En 1987, bajo el gobierno de Felipe González, se estableció el conocido como ‘impuesto religioso’ que pretendía ocultar la continuidad en el mantenimiento de la Iglesia Católica por el estado de la monarquía tras una supuesta voluntad de los contribuyentes. Mediante este impuesto el estado renunciaba a un 0,45% de recaudación del IRPF para, tras gestionar gratuitamente su exacción a las masas, entregárselo a la Iglesia Católica. La casilla ‘otros fines sociales’ no era, ni es, más que una mistificación tendiente a ocultar los verdaderos objetivos y fines de la Iglesia Católica (equiparándola con algún supuesto ‘fin social’) y un chantaje a los contribuyentes pues no hacía ninguna falta incluirla como apartado especial de supuesta ‘libre opción’. Lo que tenía que hacer, y debería hacer, el estado es cumplir con los fines sociales sin hacerlos servir de cobertura para el impuesto religioso. Si en 1980 el estado regaló a la Iglesia, a través de los Presupuestos Generales, casi 46 millones de euros, en 1987 (último año de esta forma de pago) la cifra había ascendido a 80 millones. El primer año de imposición del ‘impuesto religioso’ éste sólo logró recaudar, a pesar de las trampas puestas al contribuyen en los impresos de la declaración del IRPF, 40 millones de euros... que fueron complementados por el estado, sin que ningún acuerdo legal concreto le obligara a ello, con 43 millones de euros: en total 83 millones de euros. Y así hasta el año 2004 en el que el ‘impuesto religioso’ reportó a la Iglesia 105 millones de euros y el gobierno de Zapatero abonó a la Iglesia 32,4 millones de euros de más. En 1988 el 39% de los contribuyentes asignaban parte de sus impuestos a la Iglesia, en el 2004 sólo lo hizo el 33%. Pero los ingresos de la Iglesia Católica por este concepto, siendo importantes, son pecata minuta en comparación con los 3.000 millones de euros que el estado entrega en conjunto a la Iglesia y a sus colegios privados cada año. Además de ello, para el actual curso el estado gastará 517 millones de euros en pagar los sueldos de los profesores de religión, designados y despedidos a dedo por los obispos libres de cualquier control público, de los que 388 estarán destinados a pagar los sueldos de los profesores encargados de sembrar la irracionalidad y la moral idealista reaccionaria en las mentes infantiles y juveniles de la enseñanza pública. 517 millones de euros del presupuesto público se están destinando en estos momentos a inyectar diariamente el opio de la religión en las escuelas. A todo ello hay que sumar los 22 millones que, como mínimo, reciben las ONG’s más directamente creadas y puestas al servicio de la Iglesia Católica... el que reciben muchas de las que también lo están, aunque más indirectamente y más ocultas tras los tintes del progresismo, es incuantificable.

La LOE: un ataque a la enseñanza pública

continuidad de una política antiobrera y contra la mayor parte de la juventud estudiantil

El Sindicato de Estudiantes denuncia acertadamente que “... plegándose a los planes de la burguesía, el gobierno está aplicando una política que supondrá privatización y elitización.”

En primer lugar el proyecto de Ley no está avalado por una Ley específica de Financiación de la ‘reforma’. El gobierno ‘promete’ 6.000 millones de euros durante los próximos cinco años... a repartir entre la pública y la privada, entre el estado y las Comunidades Autónomas (que no tendrán ninguna obligación de invertirlos en educación, menos aún en educación pública). La LOE amplía las vías de financiación de la educación privada-concertada. El mismo Sindicato de Estudiantes calcula que, como mínimo, la tercera parte de este dinero (es necesario recordar que sólo ‘prometido’) irá a parar a manos de los empresarios de la enseñanza. La carencia de esta ley específica de Financiación de la ‘reforma’ condena a la educación a continuar la política desinversora que profundizó el PP, que rebajó el porcentaje del PIB en inversiones educativas hasta el 4,2% (la media de los países de la OCDE se sitúa por encima del 6%).

La LOE vuelve a las aulas sobrecargadas de la LOGSE, perpetúa las de la LOCE fijando la cantidad de alumnos por aula en 25 para la primaria y 30 para la secundaría, números teóricos que se sobrepasan en las grandes ciudades y en muchos pueblos.

El gobierno también ha ‘prometido’ conceder hasta 40.000 nuevas becas pero ello supone la posibilidad de alcanzar sólo las 220.000 becas universitarias frente a las 283.000 de 1995 (en Europa la media de becas afecta al 40% de los estudiantes frente al 16 % para España). De todos modos el futuro aún será peor ya que nada impedirá que buena parte de esas becas vayan a parar a la enseñanza privada.

El ‘fracaso escolar’ afecta mayoritariamente a los barrios obreros. Los itinerarios del PP eran autopistas hacía la segregación social de los hijos de los obreros. La LOE no rectifica este diseño sino que lo reconvierte a través de las denominadas ‘evaluaciones de diagnóstico’ en primaria y en el segundo curso de la ESO. La LOE permitirá la agrupación de determinadas asignaturas y alumnos en bloques diferentes, en función de los números de alumnos previstos por aula, como resultado de la desigualdad económica, social y, por tanto, cultural a que se ven sometidos los hijos de la clase obrera (en activo o en paro) este no podrá ser más que otro camino para la segregación, para la discriminación. Los Programas de Cualificación Profesional Inicial continúan con la política de la actual ‘garantía social’ que no es otra que la de renunciar a que los jóvenes se formen adecuadamente ayudándoles a superar los obstáculos sociales que se interponen en este camino.

La LOE sigue restringiendo los exámenes extraordinarios de recuperación en la ESO. Con cuatro asignaturas habrá que repetir curso completo.

Las modalidades que prevé la LOE (Ciencia y Tecnología, Artes y Humanidades y Ciencias Sociales) se ven reforzadas por distintas vías dentro de estas modalidades de modo que el camino hacía los estudios superiores es el camino hacia la ‘especialización’ reforzada, es decir hacia mano de obra enmarcada en estrechas opciones pero abundante para el gran capital, es decir en una mayor dificultad para afrontar la selectividad universitaria. Selectividad que refuerza el artículo 38.6 que confiere a las Universidades la posibilidad de no aceptar a alumnos que hayan superado la selectividad.

El artículo 84.3 permite a los centros privados-concertados seguir ejerciendo la reaccionaria práctica de la segregación por sexos.

La educación pública seguirá estando sujeta a la impronta irracional y reaccionaria de la Iglesia Católica ya que el gobierno, a través de la LOE, mantiene en pie los acuerdos de 1979 con el estado del Vaticano , en concreto el que atañe a la enseñanza le compromete, según su artículo primero, a: “A la luz del principio de libertad religiosa, la acción educativa respetará el derecho fundamental de los padres sobre la educación moral y religiosa de sus hijos en el ámbito escolar.” “En todo caso, la educación que se imparta en los Centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana.” Es decir, no sólo es que se mantiene la religión como asignatura, no sólo es que se mantiene el pago de cientos de millones de euros a profesores de religión designados por la Iglesia sino que, además, se mantiene la tutela religiosa sobre el conjunto de las enseñanzas que tendrán que ‘respetar’ los valores ‘cristianos’. A cambio la Iglesia continuará sin respetar ningún otro ‘valor’ que no sea el de la propiedad privada, es decir la explotación del hombre por el hombre y en concreto en el ámbito de la educación, y el de la moral reaccionaria (que sabe plasmar muy bien en las aulas, en los ‘colegios’ de ‘chicos’ y en los de ‘chicas’... y en la calle, costeando todo ello con el dinero público). Para justificar de algún modo esto, la LOE aún abre más la espita de la reacción clerical abriendo de par en par las puertas de la escuela pública a ayatolás, imanes, pastores evangélicos, rabinos... reacción y más reacción.

Hacemos, pues, nuestras las palabras del Sindicato de Estudiantes: “... mantiene [la LOE] los objetivos estratégicos que la burguesía exige del sistema educativo: privatización de la educación pública, para llenarse los bolsillos y que las administraciones gasten menos y la elitización de los estudios superiores, para que los hijos de los trabajadores seamos condenados a ser mano de obra barata y sobreexplotada, sin ninguna cualificación.”

También las reivindicaciones de los profesores que la LOE impide, de nuevo, lograr como por ejemplo: disminución de los ratios, acceso diferenciado para los interinos, prórroga indefinida para jubilación a los 60 años o con 30 años de servicio. La LOE no dispone ningún mecanismo para solucionar la gran precariedad que sufre el profesorado de la enseñanza (80.000 profesores eventuales, como mínimo, están cubriendo en estos momentos plazas estructurales.

Movilizaciones contra la reforma educativa

Un jalón más de la ofensiva burguesa

El 12 de noviembre casi cuatrocientos mil manifestantes, según El País, recorrieron el centro de Madrid. Convocados oficialmente por la reaccionaria Confederación Católica de Padres de Alumnos, trajinados desde todos los puntos de España, en autobuses fletados con el dinero de las subvenciones públicas, padres, madres, hijos, hijas, curas, monjas y toda la kikería española, acompañada de más de un profesor o profesora con la amenaza de despido pendiente si no acudía a la manifestación, se manifestaban de nuevo para exigir al gobierno una mayor sujeción a los intereses ideológicos y materiales de la burguesía. Si el pasado 18 de junio fueron 150.000 (según los organizadores ‘un millón’) los que fueron trajinados a Madrid para expresar la reacción contra la libertad sexual y la defensa de la sacrosanta familia, el 12 de noviembre la cifra aumentó en casi el doble según la observación directa (que iban a ser ‘dos millones’, según los convocantes y la prensa al servicio de la reacción burguesa, ya se sabía una semana antes). De nuevo el PP y la Iglesia establecían un acuerdo de lucha contra el gobierno de Zapatero. El Partido Popular ha argumentado su oposición a la nueva ley burguesa de educación porque lleva a la “desaparición de las enseñanzas comunes”, incentiva “que se enseñen 17 historias diferentes, lo que impedirá transmitir el espíritu común de la nación española”, “va en contra de la libertad de elegir la educación que quieran los padres” y, además, “en contra de la educación en valores”. La Confederación de Padre de Alumnos (Concapa) tacha a la LOE de atacar la libertad de elección de centro (porque ésta establece unos débiles controles en cuanto a la admisión de alumnos de modo que una ‘comisión’ se encargaría de vigilar que se cumplan los criterios de escolarización); también tilda a la ley de endurecer las magnánimas condiciones de creación de centros concertados (porque esta ley atribuye a las Comunidades autónomas libertad de decisión al respecto); según ellos la ley condenaría a la ‘asfixia económica” a los centros concertados y, había que justificar didácticamente la presión económica e ideológica, porque no combatirá el fracaso escolar.

Por su parte, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales emitía un comunicado el pasado 16 de noviembre en el cual, entre otras cuestiones, exigía al gobierno que la LOE prohibiera taxativamente el derecho de reunión (y movilización) de los estudiantes: “Resulta inadecuado y contraproducente una regulación de un derecho de reunión que pudieran interpretarse como símil a la huelga laboral en edades muy tempranas”. La CEOE aprovecha la LOE para profundizar en su ataque contra el derecho de huelga. También dejaba bien claro al gobierno que éste debía seguir asegurando el control y beneficio empresarial en el ámbito educativo: “la creación de centros docentes y la libertad de empresa implican la capacidad de emprender y dirigir proyectos con carácter propio que debe de ir asociado al respeto a la autonomía de los centros y a los derechos de los titulares.”, añadiendo para dejarlo más claro: “La financiación de los centros educativos privados [...] no debe suponer menoscabo en la capacidad empresarial” y en otro párrafo exigen más dinero público para la educación privada concertada de modo que la administración “debe atender con suficiencia los costes generados”. No desaprovechó la CEOE la oportunidad para jalear al gobierno Zapatero en su ataque contra la clase obrera y la juventud y exigió que no se ‘desaprovechase’ la oportunidad de dar una formación ‘profesional’ adecuada a los intereses del gran capital de modo que los jóvenes que ‘fracasen’ en sus estudios y abandonen la ESO antes de obtener titulación “deberían tener la oportunidad de obtener competencias iniciales reconocidas antes de la edad de incorporarse a la actividad laboral”.

Los estudiantes y los profesores se movilizan

El 8 de noviembre más de 12.000 estudiantes se manifestaron en Madrid siguiendo el llamamiento del Sindicato de Estudiantes y con el apoyo del STEs y de sectores ‘críticos’ de CCOO. En Barcelona salían a la calle más de 15.000 estudiantes. En el resto de capitales las manifestaciones fueron menos numerosas. De entre las consignas coreadas: “La religión fuera de la educación” o “ZP, no nos puedes vender”. En Valencia se realizaron asambleas en los centros (300 estudiantes en el Instituto de Abastos, masivamente en el de Mislata, 600 en el de Requena...) y se manifestaron tanto en Castellón, Alicante como en la Valencia capital (2000 estudiantes).

El 17 de noviembre diez mil estudiantes se manifestaban en Barcelona siguiendo la convocatoria de la Plataforma en Defensa de la Universidad Pública. La consigna que encabezaba la manifestación, “La educación es un derecho, no una mercancía”, pretendía responder a los conocidos como planes Bolonia que fijarán una normativa europea encaminada a encarecer los estudios de postgrado, entregarlos a la educación privada y reservar los altos estudios universitarios a una elite cada vez más restringida dejando los estudios universitarios públicos, conquistados por la clase obrera para sus hijos, depreciados de forma que sirvan aún más de lo que lo están siendo ahora como fábrica de mano de obra cualificada barata.

Los días 16 y 17 de noviembre la Confederación de STES-i, CGT, CIG, EA-Canarias, AFID-IGEVA, FEDI, INSUCAN, PIDE, SADI, Asociación PNN, SIDI, SEPCA convocaban huelga estatal para exigir, entre otras cuestiones, que la LOE garantizase la solución de la enorme precariedad laboral que afecta a los profesores. El 16 más de diez mil profesores interinos se manifestaban por las calles de Madrid en seguimiento de esta convocatoria.

las dos grandes centrales sindicales de la clase obrera abandonan a los estudiantes y también las reivindicaciones de los profesores

El 13 de noviembre Cándido Méndez declaraba que la LOE debería de haber apostado más por la enseñanza pública y que ‘respetaba’ el derecho de los convocantes burgueses del día 12 pero que la LOE “consagra la libertad de elección del centro docente”. Por su parte la Federación de enseñanza de CCOO de Cataluña se queja de que la LOE “aún está lejos de ser un modelo laico y pluralista” para pasar a decir que hay que asegurar... pero sin articular ninguna propuesta de lucha. “La Federación de Enseñanza de CC.OO. se opondrá a cualquier intento de imposición excluyente de propuestas sectorialistas y corporativas, y lo haremos con el objetivo de configurar un Servicio Público Educativo en el que hayamos participado todos y que responda a las necesidades de todos desde una perspectiva de futuro comprometida con la máxima calidad, pero también con la máxima solidaridad y equidad.” ¿Todos? De lo que se trata es de arrebatarle a la Iglesia Católica y a la gran patronal el negocio de la educación, el control de la formación de la juventud. Este tipo de declaraciones son un ejemplo de cómo los dirigentes de UGT y CCOO han abandonado la lucha efectiva por, como mínimo, una enseñanza pública y de calidad, de defensa de los intereses del profesorado, de cómo ejercen de apoyatura del gobierno continuista de Zapatero en su política de ataque a la clase obrera y la juventud.

La ‘negociación’ del gobierno

La burguesía sedienta de beneficios y de reacción ideológica

El mismo día que los estudiantes se movilizaban en la calle, Zapatero (flanqueado por la ministra de educación y el jefe de Gabinete de Presidencia) se reunía prestamente con las organizaciones que habían servido de traje de camuflaje a la Iglesia Católica y el PP para la convocatoria del 12 de noviembre. Además de la Concapa, asistieron la Cofapa, Ancee y Cece (organizaciones patronales de la enseñanza privada) el sindicato amarillo de profesores Aps, USO y las ‘plataformas’ Foro Español de la Familia y Tiempo de Educar. Aunque no apareció como convocante de la manifestación, también acudió a la reunión la Iglesia Católica a través de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza. En la reunión Zapatero aseguró a esta retahíla de representantes de la reacción religiosa, de la patronal de la educación, de la Iglesia Católica que se reforzará la seguridad jurídica de los padres en la libre elección de centro educativo (es decir la discriminación social) el estatuto jurídico de los centros concertados (es decir el beneficio económico y el dominio ideológico católico), el respeto a los idearios de cada centro (más refuerzo del dominio de la patronal sobre los profesores, más negación de la libertad de cátedra y mayor seguridad para la inyección de opio religioso sobre las mentes infantiles y juveniles). Se mantuvo ‘firme’ en el estatus privilegiado que la asignatura de religión (católica en su inmensa mayoría) mantendrá la LOE (será evaluable y obligará a los alumnos a optar entre ella o... la formación en ‘valores’: pleno dominio para la moral idealista).

Ni la Iglesia, ni el PP, ni la patronal de la enseñanza privada tuvieron suficiente con tanta concesión. El mismo día 18 anunciaban que no el gobierno no había cedido lo suficiente, que exigían que el Parlamento aplazase la tramitación de la ley, que la religión fuera obligatoria y evaluable. El 23 se rompía el frente a través de una clásica maniobra de la Iglesia Católica, “a Díos rogando y con el mazo dando”, la Fere y el Fsie (patronal religiosa y sindicato amarillo) eran ‘expulsados’ de la mesa de negociación por sus compañeros de armas del día 12, la Concapa, USO, etc.

El día 29 de noviembre la edición digital de La Vanguardia podía anunciar “El PSOE rebaja la ley de Educación para lograr ampliar su apoyo parlamentario”. Gracias a esta ‘rebaja’ CiU, el PNV y Coalición Canaria (representantes políticos directos de la burguesía se comprometían a apoyar el texto. El PP y la Iglesia, envalentonados ante las continuas concesiones del gobierno de Zapatero seguían manteniendo su oposición y exigiendo mayor plegamiento a los intereses reaccionarios de la Iglesia y de la gran patronal de la educación. La ‘rebaja’ consistió en continuar sin garantizar exámenes de recuperación en junio ni septiembre, negando clases gratuitas y voluntarias en los centros públicos durante el verano; la religión tendrá que ser ofertada obligatoriamente por todos los centros públicos y queda abierta aún la posibilidad de que llegue a ser evaluable y computable; se añaden 250 millones a los 3.000 prometidos para financiar la reforma y se posterga durante diez años la obligación del gobierno de alcanzar la media europea (5,1 % PIB) de gasto educativo asegurando más de la tercera parte para entregar a la gran patronal de la educación; con sólo tres asignaturas suspendidas habrá se deberá repetir curso (para los estudiantes de los institutos públicos infradotados esta penalización será segura ya que durante el verano los hijos de la clase obrera en precario tendrán difícil pagarse estudios excepcionales); se asegura la total impunidad de los centros privados para ejercer el fraude de ley y seguir discriminando a los alumnos en función de su extracción social pues la ya de por sí ineficientes ‘comisiones de garantías’ no serán obligatorias en los centros privados concertados; la administración pública renuncia a programa la oferta educativa entregando así a la privada un mayor porcentaje de alumnos seleccionados por ésta; la adhesión al proyecto educativo reaccionario y discriminatorio de los centros privados concertados de la Iglesia será obligatoria; se acentúa el mecanismo de segregación social que son los PGP que podrán ser implantados a partir de los 15 años; el segundo ciclo de la enseñanza infantil será obligatoriamente ‘concertado’; se aumenta el número de alumnos por aula en un 10% (lo que afectará gravemente a los barrios obreros y de inmigración pues paralelamente la administración no estará obligada a reservar plazas una vez comenzado el curso); flexibilización de la prohibición de cobros a los estudiantes de los centros privados-concertados; revisión anual de los módulos de los conciertos (lo que repercutirá en constantes aumentos del dinero entregado a la gran patronal de la educación). Pero a pesar de estas mayores concesiones a los intereses de la burguesía ésta, a través del PP y de la Iglesia Católica seguirá exigiendo más concesiones: la ley de la sed de beneficio así lo exige, la necesidad de sembrar el oscurantismo y la reacción ideológica (necesidad inherente al capitalismo en su fase imperialista) así lo exige.

Las propuestas de la ‘izquierda’: ejercer de flanco izquierdo del gobierno continuista de Zapatero

El 18 de noviembre Llamazares (Izquierda Unida) hacía un llamamiento a “salir a la calle” porque “ya está bien que unos, que defienden la escuela concertada y confesional se arroguen la representación de todos”. Es decir: llamaba a salir a la calle para defender los contenidos de la LOE. Tras la ruptura de algunos cuadros con el PCE, entre los cuales Angeles Maestro, se constituyó Corriente Roja. Este reagrupamiento ha suscitado entre algunos jóvenes ciertas ilusiones sobre la posibilidad de construir a partir de él un partido comunista que realice una especie de ‘vuelta a los orígenes’, tal vez en el mismo sentido que lo hizo Unificación Comunista en Italia. La vuelta a la referencia a la clase obrera y un balance del estalinismo serían las líneas motrices de una posible deriva de este reagrupamiento hacia un centrismo que podría coger la dirección hacia la izquierda. Desde el Grupo Germinal dudamos de esta posibilidad y ello en función de la actitud expectante de los dirigente de Corriente Roja sobre la posibilidad de recuperar un espacio ‘parlamentario’, a nivel local, autonómico o estatal. El callejón sin salida a que lleva este enfoque se está demostrando en la posición de Corriente Roja ante la LOE: silencio total a estas alturas. Tras meses de ofensiva del PP y de la Iglesia, tras las traiciones de IU en el trámite parlamentario de la LOE, los dirigentes de Corriente Roja se han demostrado incapaces de señalar a los militantes y simpatizantes de esta corriente ningún camino para aunque sólo sea, usando los conceptos antimarxistas de estos antiguos estalinistas, ‘frenar a la derecha’. ¿Confían estos dirigentes en que desde el gobierno de Zapatero y sus aliados parlamentarios de ‘izquierdas’ se podrá ‘mejorar’ una ley declaradamente redactada contra los intereses de la clase obrera y de la juventud y a favor del mantenimiento de la férula religiosa y del respeto a la gran patronal burguesa de la educación? Sí, evidentemente que sí tienen esa confianza.

El POSI (Partido Obrero Socialista Internacionalista – sección en España de la IV Internacional), justo hoy cuelga en su página web un llamamiento a colaborar con la campaña de recogida de firmas en una carta abierta dirigida a Zapatero. Después de tachar al gobierno de no ser consecuente con el resultado del 14 de marzo, de analizar la campaña del PP y de la Iglesia como su incapacidad para asimilar la derrota del 14-M, de preguntarse si gobiernan los que perdieron las elecciones, de señalar que la escuela pública está en peligro a causa de la ofensiva de los “fachas y meapilas”, el POSI cita el final de la carta que una “coordinadora de Trabajadores y jóvenes por la democracia” dirige a Zapatero para que este reconsidere su política de concesiones a la ‘derecha’ y navegue por el rumbo adecuado. En la carta se le dice a Zapatero: “Señor Presidente, desde nuestras organizaciones, sindicatos y partidos crecen las voces que exigen otra política, favorable a los trabajadores, y no la dictada por las multinacionales, los poderes franquistas y el poder despótico de Bruselas. Las fuerzas para llevarla a cabo están ahí. Toda medida que el Gobierno tome en este camino sería apoyada por la inmensa mayoría, como lo fue la retirada de Iraq. De lo contrario, veremos cómo las fuerzas de la reacción se organizan y crecen, exigen cada día más y acaban por hundir al propio gobierno.” Al igual que El Militante, el POSI también participa de la mentira que es decir la verdad a medias, que es decir que el gobierno Zapatero retiró las tropas imperialistas españolas de ocupación de Irak. Cierto, así lo hizo... para reubicarlas en Afganistán y Haití. Para mantener públicamente su compromiso de enviarlas allí donde lo solicitase esa cueva de ladrones llamada ONU. El POSI pretende enmarañar a sus militantes y simpatizantes en una burocrática campaña más de recogida de firmas para solicitarle al gobierno continuista de Zapatero que no ceda ante la ‘derecha’. Pero ni el POSI ni su “coordinadora..” exigen, por ejemplo, que se retire inmediatamente la LOE. El ataque más serio contra la clase obrera y la juventud, contra la enseñanza pública y laica, proviene en estos momentos del gobierno Zapatero y de sus aliados parlamentarios y tiene como instrumento la LOE. Por eso los representantes políticos directos de la burguesía española, el PP en especial, se envalentonan.

Por su parte Espacio Alternativo se limita a explicar en su comunicado del 15 de noviembre: “Tanto frente a las provocaciones del PP y de la Iglesia Católica, como frente a la actitud timorata del PSOE, Espacio Alternativo dará su apoyo a las diferentes iniciativas de acción y de movilización que puedan surgir desde la izquierda, sindicatos y movimientos sociales contra la LOE y en defensa de la enseñanza pública, laica y de calidad.” Además de olvidar, por ejemplo, la exigencia de gratuidad para la enseñanza este agrupamiento que pretende ser ‘alternativa’ se mantiene en la fiel oposición de flanco izquierdo del PSOE al que tacha de ‘timorato’. La dirección del PSOE no ha demostrado ser timorata. En el mismo comunicado Espacio Alternativo da suficiente argumentos de por qué la LOE es ‘criticable’ como para sacar la conclusión de que el PSOE no es nada timorato en la defensa de los intereses de la burguesía.

El POR, que forma parte del tinglado interclasista y frentepopulista de Esquerra Unida Alternativa, guarda silencio y remite, por ejemplo, a una charla que dio EU-A de Vic. En este tipo de charlas los cuadros intermedios tienen más posibilidades y necesidad de presentar un discurso más a la ‘izquierda’. Así en dicha charla se exigió que la religión fuera un asunto privado, que saliese de la escuela pública (sólo de la pública.... permiso de existencia para la escuela privada y también para la irracionalidad religiosa en ella), que EU-A no estaba de acuerdo con la LOE. ¿Salidas que ofrecieron a la clase obrera y a al juventud?: “...criticó la campaña llena de mentiras del PP y la Iglesia Católica pues el proyecto de LOE presentado por el PSOE no modifica la situación de la religión en las escuelas. Dijó [Belmonte, el ponente del acto] que a EUiA tampoco le gusta el proyecto pues continúa dando privilegios a la religión católica y a las concertadas.” Es decir: ninguna salida. Los compromisos con la burguesía y la influencia de la sombra de la pequeña burguesía dentro de EuiA llevan al autoproclamado Partido Obrero Revolucionario a claudicar ante los intereses de la burguesía. El autoproclamado Partido Obrero Revolucionario ha abandonado todo principio revolucionario, mancha con su política de flanco izquierdo del PSOE la bandera de la IV Internacional que continúa agitando en su página web. Desde posiciones políticas en las que las tareas de los ‘revolucionarios’ militantes del POR consisten en hacer de flanco izquierdo interno del proceso de reconversión del estalinismo no se pueden defender los intereses de la juventud obrera, de los estudiantes hijos de la clase obrera, ya que estos militantes se ven obligados a tirar al cubo de la basura los principios bolcheviques. Por eso, frente a las movilizaciones en la calle promovidas por el PP, desde la misma web del POR se limitan a reproducir un artículo que oculta por completo el carácter continuista del gobierno de Zapatero, que siembra falsas y criminales esperanzas en que es posible hacer girar a la izquierda al gobierno del PSOE. Este artículo, y por tanto el POR, ofrece a la clase obrera y a la juventud como única salida la siguiente: “Por eso hace falta una visión de izquierdas más fuerte, un programa y un proyecto con credibilidad a medio plazo, una presencia en la calle que hoy el gobierno del PSOE no tiene y que las distintas fuerzas a su izquierda no han sido capaces de adelantar por el momento”. ¿Por qué no han sido capaces de adelantar ni tan siquiera un proyecto ‘con credibilidad’ (y esto ya sabemos que quiere decir: que se pueda realizar desde el parlamentarismo sujeto a la Constitución monárquica y burguesa) a medio plazo? Simplemente porque es imposible hacer pasar a un camello por el agujero de una aguja, simplemente porque toda política de flanco izquierdo de un gobierno continuista dedicado a la gestión de los intereses de la burguesía aboca al fracaso a los militantes y al desánimo a las masas. Por eso es imposible ‘recuperar la calle’.

Es la misma dinámica en la que está inmerso el PRT-IR (Partido Revolucionario de los Trabajadores-Izquierda Revolucionaria, sección en el Estado Español de la Liga Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional). Con motivo de la manifestación que el PP y la Iglesia convocaron en Madrid contra la libertad sexual y contra los derechos a una libre opción de convivencia afectiva, el PRT-IR publicó en su página web un artículo titulado El PP y las sotanas salen a la calle: hay que responder. ¿Qué salida ofrecía la dirección del PRT-IR a sus militantes y simpatizantes? ¿Qué instrumento de lucha podían ofrecer los militantes del PRT-IR a la clase obrera y a la juventud? Sólo una táctica de flanco izquierdo del gobierno de Zapatero, de ‘presión’ desde la izquierda, reformismo al más puro estilo. El PRT-IR tilda al gobierno de ‘pusilánime’. Pero el gobierno continuista de Zapatero no se ha mostrado nada pusilánime en la defensa de la Monarquía, de la propiedad privada, de los privilegios de la Iglesia Católica, en sus intentos de acometer una nueva ‘reforma’ laboral que ataque más a fondo a la clase obrera ni, tampoco, en un proyecto de ley educativa en la que no le ha temblado el pulso (ni a él ni a sus flancos izquierdos parlamentarios IU, IC y ERC) para asegurar la pervivencia de la religión en la escuela, la subvención de la Iglesia Católica y a la gran patronal de la educación, la destrucción de la enseñanza pública mediante la asfixia económica. ¿Cómo responder? En cuanto a la LOE el PRT-IR aún no se ha pronunciado, en cuanto a las movilizaciones de la ‘derecha’: “ Mientras la derecha se rearma, el Gobierno desmoviliza y sigue financiando a la Iglesia. [...] La izquierda del “bloque de gobierno” (IU, IC y ERC) aparece cada vez más como una sombra del PSOE y no parece que les preocupe lo que hace el Gobierno. Enfrentar a la derecha reaccionaria exige construir una izquierda libre de toda atadura con el Gobierno; una izquierda comprometida con su clase y sin miedo a denunciar la cobardía del Gobierno y a hacerle frente, cada vez que ataca derechos y conquistas.” Es decir, ejercer de flanco izquierdo del flanco izquierdo de un gobierno que desde que se constituyó no ha dejado de atacar derechos y conquistas obreras ni tampoco de defender los intereses de la burguesía imperialista española.

El Militante se limita a reproducir la declaración del Sindicato de estudiantes en la que se puede leer “Las presiones de la derecha, que recibe el gobierno, sólo pueden frenarse con una gran movilización de la izquierda”. Lo que los estudiantes y la clase obrera deben ‘frenar’ es, primero que nada, la política antiobrera y contra la juventud del gobierno de Zapatero. Con este mensaje (“sólo puede frenarse con una gran movilización de la izquierda.”) se hace creer a los estudiantes que el gobierno de Zapatero podría llegar a defender sus intereses. Pero el gobierno de Zapatero está al servicio de la burguesía, las ‘presiones’ de la ‘derecha’ se ejercen, ciertamente, a través de las movilizaciones del PP y de la Iglesia... pero la política de defensa de los intereses del gran capital y de la reacción clerical se gestiona desde el gobierno de Zapatero. Este es el enemigo principal ahora. Ningún militante revolucionario puede seguir confiando en una política que pretende ‘presionar’ al PSOE desde la ‘izquierda’ para llegar a una ley de Educación que no se dirija contra la clase obrera y la juventud y que no esté a favor de la gran patronal educativa encarnada perfectamente por la Iglesia Católica. ¿Debe el PSOE cumplir con su programa electoral? Que los jóvenes estudiantes revolucionarios piensen qué significa realmente esta exigencia a la luz de las declaraciones del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, en respuesta a una interpelación de IU-ICV en el Congreso el 23 de noviembre. Según narraba El País al siguiente día “El ministro de Justicia [...] a pesar de que se mostró abierto a cualquier debate en el Parlamento recordó que no figuraba en el programa con el que el PSOE se presentó a las elecciones “la revisión o renegociación de los acuerdos suscritos con la Santa Sede.””.

El gobierno de Zapatero es un gobierno al servicio del beneficio de la patronal

En la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE celebrada el 21 de noviembre Zapatero reivindicó ante los miembros de la ejecutiva la necesidad de cumplir el programa electoral del PSOE llevando adelante las reformas que el Gobierno tiene emprendidas, “por muchas campañas orquestadas que ponga en marcha el PP.”, remachaba Blanco al final de la reunión. De nuevo los dirigentes socialdemócratas se muestran persuadido de que el ‘problema’ es que la población no entiende su ‘mensaje’. La Ejecutiva Federal diseñó una campaña de actos públicos para explicar ‘pedagógicamente’ las reformas, entre ellas la que supone la Ley Orgánica de Educación.

El Gobierno de Zapatero concedió beneficios fiscales a las empresas por un valor superior a los cuarenta mil millones de euros el año pasado (¡y pretende conformar a los profesores y estudiantes con la promesa de 3.000 a repartir en cinco años). El ministerio de Defensa se llevará este año siete mi quinientos millones de euros.

Las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE son un buen ejemplo de cómo éste practica una política al servicio del capital también en lo relacionado con la educación. Dos ejemplos: en Andalucía el gobierno del PSOE sólo ha construido 106 nuevas aulas públicas frente a las 575 que ha concertado y en Galicia el gobierno del PSOE-BNG tomó como una de sus primeras medidas concertar 100 aulas infantiles... y no construir ninguna pública.

El gobierno de Zapatero permanece impasible ante el continuo goteo de ‘accidentes laborales’, sólo tiene previsto para atajar esta especie de ‘clasicidio’ enmendando el proyecto de regulación de las subcontratas presentado por Izquierda Verde, hace un tiempo, al Congreso de los Diputados. La enmienda supone permitir un máximo de tres subcontratas por obra en la construcción, además el texto establecerá un mínimo de 10% de trabajadores fijos en los dos primeros años tras la aprobación de la ley... que podrá ser aplicada, en el mejor de los casos, sólo a partir del verano del 2006. En el caso de SEAT se ha empleado a fondo para seguir asegurando amplias subvenciones al gran capital y paro y miseria a los trabajadores. El 21 de noviembre Zapatero anunció que bajará el impuesto de sociedades del 35% al 30% lo que supondrá un coste al erario público de 3.000 millones de euros. Las subvenciones a la empresa privada siguen aplicándose a rajatabla bajo este gobierno.

Para vencer, para lograr un educación laica, pública, de calidad y gratuita es necesario articular un Frente Único de clase obrera y juventud, es preciso abandonar la política de flanco izquierdo del gobierno Zapatero

El Sindicato de Estudiantes ha convocado para el próximo 14 de diciembre una jornada de Huelga estudiantil y movilizaciones de los profesores contra la LOE. El cartel de convocatoria dice: “¡Frenemos a la derecha!. Desde el Grupo Germinal hacemos un llamamiento a los estudiantes a apoyar las movilizaciones pero declaramos que el camino que señala la Ejecutiva del Sindicato de Estudiantes es un camino que lleva a un callejón sin salida. Si no se rectifican, tanto las tácticas de convocatoria por jornadas de paro como los objetivos políticos, las movilizaciones estarán condenadas a desgastar la lucha y sembrar el desánimo.

La táctica de la Ejecutiva del Sindicato de Estudiantes que, en su comunicado del 12 de noviembre, hacía confiar a los estudiantes en que el camino seguía siendo ejercer de flanco izquierdo del gobierno continuista de Zapatero (“El gobierno tiene que girar a la izquierda”) es decir que puede girar a la ‘izquierda’ si desde las organizaciones de la ‘izquierda” se presiona... a la ‘derecha’, se basa en que “... es necesario dar una respuesta contundente a la ofensiva que el PP está lanzando en la calle. Los interesados en una educación pública, laica, gratuita y de calidad somos muchísimos más que los que movilizan los del PP. [...] Desde el Sindicato de Estudiantes hacemos un llamamiento a los sindicatos de clase del profesorado (CCOO, UGT, STES, CGT y otros) y a las asociaciones de padres y madres (CEAPA) a convocar junto a los estudiantes UNA GRAN MOVILIZACIÓN CONTRA LA DERECHA Y POR UNA REFORMA EDUCATIVA A FAVOR DE LA MAYORÍA, es decir, las familias trabajadoras.” Esta táctica lleva a los estudiantes, profesores y a la clase obrera en general (y de forma particular a la juventud) a un callejón sin salida. El gobierno de Zapatero es un gobierno continuista, es un gobierno que ‘retiró’ las tropas de Irak para reubicarlas en Afganistán, para seguir defendiendo los intereses del imperialismo español de cuarto orden y que en el sector de la educación también ejerce el papel de fiel guardián de los intereses de la burguesía. El objetivo para ‘frenar a la derecha’ ahora es enfrentarse directamente al representante de la burguesía (es decir de eso que la Ejecutiva del Sindicato de Estudiantes llama ‘derecha’) lo que exige la constitución de un frente unido contra la LOE, contra el gobierno que la programa y negocia con la ‘derecha’, es decir con la burguesía y sus representantes directos (PNV, CiU, PP, Iglesia Católica a través de sus variopintas representaciones...). En el comunicado del 22 de julio sobre la aprobación por el Consejo de Ministros del proyecto de la LOE, la Ejecutiva del SE definía así al PP: “CEDA- PP de Rajoy”. La historia de la revolución y de la contrarrevolución en España enseña que las tácticas que no definen claramente la estrategia de clase contra clase, que rehuyen llamar a la burguesía por su nombre... acaban articulando Frentes Populares que llevan a la clase obrera y a la juventud al desastre.

Para vencer es preciso abandonar las mesas de negociación, romper la cogestión de la política educativa antiobrera y dirigida contra la mayor parte de la juventud. Hay que generalizar las luchas estudiantiles y unificarlas con las de la clase obrera (huelga SEAT huelga 24 horas el 1 de diciembre y huelga estudiantil de 24 horas el 14-diciembre), acabar con las jornadas de paro que agotan las luchas

Es preciso establecer un Frente único con el objetivo de:

¡Abajo la LOE! ¡Fuera la religión y sus profesionales de la enseñanza! ¡Basta de subvencionar a la Iglesia! ¡Derogación de todos los acuerdos con el Vaticano! ¡El dinero público para la enseñanza pública! ¡Plantilla de profesores estable!

¡Nacionalización de la enseñanza!

¡Expropiación sin indemnización del gran capital de la enseñanza!

Si se constituye un Frente Único de las organizaciones que se reclaman de la clase obrera y de la juventud nucleado alrededor de estas consignas se puede lograr tirar abajo la LOE. Pero mientras impere el régimen capitalista la educación continuará siendo el camino para la discriminación económica, social y cultural de los hijos de la clase obrera, la negación de la cultura para las masas; para lograr una educación que realmente considere a la persona humana como el centro de sus preocupaciones y que sea un instrumento de la plena realización del ser humano es preciso acabar con el capitalismo y ello es posible expropiando al gran capital y estableciendo un Gobierno Obrero basado en las organizaciones constituyentes de este frente único.

Construir el POR y la IOR

El Grupo Germinal llama a los trabajadores y a los estudiantes a enfrentar la tarea de construir una organización política que se establezca como meta el logro de todas las reivindicaciones de la clase obrera y de la juventud, reivindicaciones que sólo un gobierno obrero que cuente con el apoyo de las masas estará en condiciones de imponer. Las repetidas traiciones y renuncias de las direcciones estalinista y socialdemócrata así como, también, de las pequeñas o medianas organizaciones que se reclaman de la ‘izquierda’ o del trotskysmo han sembrado el desánimo en amplios sectores. Pero no hay otro camino que el de la lucha y la organización sobre la base del marxismo, sobre la base del enfrentamiento de clase contra clase, sobre la base del objetivo del socialismo. Para ello es preciso construir el Partido Obrero Revolucionario y la Internacional Obrera Revolucionaria. El Grupo Germinal luchará codo con codo junto a todos aquellos que se fijen esta meta.

2 de diciembre de 2005

GRUPO GERMINAL – EN DEFENSA DEL MARXISMO

Miembro del Colectivo Revolución Permanente

Para ponerte en contacto con nosotros: germinal_1917@yahoo.es

AdjuntoTamaño
¡Abajo la Ley Orgánica de Educación!.pdf64.57 KB