Estado Español

1937. La Voz Leninista, 5 de abril de 1937. Órgano de la sección Bolchevique-leninista de España (por la IV Internacional)

"Los que hacen la revolución a medias cavan su  tumba". Saint- Just

 

La Voz leninista, 5 de abril de 1937

 

La clarividencia de los revolucionarios, un mes antes de la contrarevolución de mayo de 1937.

 

 

2012 Primero de mayo



Primero de Mayo 2012: CONTRARREFORMA O REVOLUCIÓN SOCIALISTACartel 1º de mayo


La actual crisis comenzó, como todas las crisis cíclicas del capitalismo, en la esfera del crédito y ahora impacta de lleno en todas las ramas de la economía capitalista. Hasta aquí nada de nuevo: el capitalismo exige periódicamente una enorme destrucción de fuerzas productivas para poder, así, comenzar un nuevo ciclo de acumulación gracias a una renovada capacidad de obtener beneficios a costa de la miseria de las masas. No importa que sobren las mercancías, no importa que sobre la riqueza material: las masas están condenadas a padecer subconsumo, incluso hambre, porque la ley objetiva que hace funcionar al capitalismo así lo exige, esa ley es la ley de la sed de beneficios. El único sentido de existencia del régimen social y económico del capitalismo es el beneficio por el beneficio no la satisfacción de las necesidades de la humanidad: “La producción de plusvalía, la obtención del lucro, tal es la ley absoluta de este sistema de producción” (Marx).” Decíamos en nuestra declaración del Primero de Mayo del 2009.

Desde entonces, la crisis no ha hecho más que ampliarse mundialmente y profundizar sus repercusiones sobre la sociedad.


Miseria de amplias masas para mantener un modo de producción periclitado

Nuestra clase ve como día a día compañeros y compañeras pasan a engrosar el ejército de reserva de la fuerza de trabajo, como son condenados al paro. El número de seis millones de parados no es una amenaza, es una realidad que se palpa en las calles, en las colas del INEM.

Nuestra clase ve como día a día sus salarios valen cada vez menos. Como día a día sus salarios diferidos corren peligro de desaparecer en las fauces del estado burgués.

Nuestra clase sufre día a día los recortes sociales ya en marcha y escucha del gobierno la amenaza de proseguir cada viernes avanzando en la destrucción de nuestras conquistas.

Nuestra clase siente la amenaza del desahucio en cada familia. Su juventud ve como un inmenso telón negro se alza en el horizonte tapándole cualquier perspectiva de desarrollo personal.


Un gobierno burgués en pie de guerra contra nuestra clase

Pero la burguesía tampoco escapa a esta crisis. Mientras en un polo de la clase burguesa se concentra cada vez más capital y riqueza, en el otro polo el abismo se abre a sus pies al trepidante ritmo de los vaivenes de la bolsa, al perseverante empujón hacia él ante la negación de toda línea de crédito. La escasa pequeña burguesía española tiene que cerrar por millares sus pequeños negocios y escucha la amenazadora llamada de la lumpenproletarización mientras cuenta los días para el próximo vencimiento de la deuda impagable.

El gobierno burgués quiere gobernar la crisis a golpe de ‘contrarreforma’ para saciar a unos ‘mercados’ que se autofagocitan en su parasitismo financiero. La burguesía española, junto a todas las burguesías imperialistas, aprovecha la crisis para atacar de frente las raquíticas conquistas parciales de nuestra clase: el marco legal laboral, los servicios públicos, la sanidad y educación públicas. La última reforma laboral es un salto cualitativo en esta ofensiva desenfrenada contra nuestras condiciones de trabajo y nuestros salarios.


La burguesía maniobra mientras arma el estado fuerte

Por todas partes se nota, se palpa claramente, la amenaza de una catástrofe social y económica histórica. La política, supeditada a la realidad social y económica, no escapa de esta sensación por más que intenten hacernos creer lo contrario.

Las últimas elecciones generales dieron al Partido Popular la mayoría absoluta en el Congreso pesebrista del Reino de España. Quienes creyeron que la mano dura de la ‘derecha’ sería suficiente para frenar el deterioro económico y social ven como el régimen heredero de Franco está amenazado por el estallido social que, tarde o temprano, provocará esta crisis. Tanto es así, que una buena fracción de la burguesía, no sin titubeos, instrumentaliza salidas de salvación que cubren todo el arco de posibilidades, desde la república burguesa ‘democrática’ hasta el fascismo.

Pero ahora se impone la consolidación del estado fuerte. Las medidas represivas en aumento, la privatización de ‘lo público’ frente a la asunción de la deuda privada capitalista por el fisco público, el reforzamiento de los aparatos represivos, el ejército y las policías. Es decir: el adelgazamiento del estado en su vertiente de prestaciones públicas frente a su reforzamiento en su vertiente puramente de defensa del orden burgués, puramente de sostenimiento de los beneficios privados.

El estado español bracea desesperadamente en el océano de la competencia entre los diversos imperialismos intentando mantenerse a flote ante las acrecidas olas de la tormenta fiscal, financiera y monetaria. Quienes pregonaban el fin de los estados, la plena implantación de una supuesta globalización ajena a los peligros del imperialismo, época de guerras y revoluciones, callan ahora ante ejemplos en contra tan meridianamente claros como el de una diplomacia volcada en la defensa de Repsol contra el derecho del pueblo argentino a la soberanía sobre sus recursos naturales.

2011-12-10 Las tareas de la clase obrera del Estado Español ante la crisis económica, financiera y social. Texto completo.

2011-12-10 Las tareas de la clase obrera del Estado Español ante la crisis económica, financiera y social

  

La gravedad de la crisis económica

Manifestación en Canarias 

En el cuarto año de la crisis económica, la situación social en el Estado Español es altamente explosiva. Las estadísticas oficiales calculan una cifra de desempleo del 21 % de la población activa: 4,8 millones de trabajadores en el paro, casi la mitad de ellos desde hace más de un año. Uno de cada tres inmigrantes no tiene trabajo y entre los jóvenes hay franjas de edad en que la tasa de desempleo excede del 60%. En septiembre de 2011, la Encuesta de Población Activa ha publicado que 1.367.000 hogares (uno de cada diez con miembros activos) tienen a todos sus componentes en el paro, mientras que sólo la mitad de los trabajadores parados reciben algún tipo de subsidio para sobrevivir. Entre los que trabajan, el 25% tienen contratos temporales y el 14% a tiempo parcial. En los hechos, los salarios de la mayor parte de la población o están congelados o disminuyen incluso en términos nominales y las jornadas de trabajo multiplican sus horas (no pagadas) a interés del patrono.
Y todas las cifras continúan agravándose día a día. No hay sector que se salve.
.

Junio 2009- Huelga metal Pontevedra

Junio 2009- Huelga metal Pontevedra

Huelga del metal en Pontevedra

2008-03-09 Elecciones parlamentarias en el Estado Español

Clase contra clase para cerrar el paso al PP

 

¿Para quién ha gobernado Zapatero, durante esta legislatura?

Hace cuatro años, las numerosas movilizaciones obreras dispersas, la huelga general contra la 'reforma' del mercado de trabajo del 2002, las inmensas manifestaciones del 2003 contra la intervención imperialista en Irak, estallaron en la rabia de masas ante las mentiras del gobierno Aznar sobre los atentados de Atocha y cristalizaron en una gran participación electoral de las capas más profundas de la clase obrera que barrió al PP y puso en manos del PSOE la formación del nuevo gobierno.


Pero del mismo modo que durante las legislaturas de Felipe González, este partido ha traicionado por completo el mandato del voto social que lo sustenta. La política que ha ejecutado desde el gobierno ha sido y promete ser fundamentalmente una continuidad de la de los gobiernos del PP y, en todo caso, una leal gestión de la dominación del capital en el Estado: 

Distribuir contenido