2007-03-11, ¡Ni un sólo despido en Airbus! (CoReP)

Declaración del Colectivo Revolución Permanente, 11 de marzo de 2007

La dirección franco-alemana de EADS quiere

la supresión de 10.000 puestos de trabajo en toda Europa

¡Retirada del plan Gallois!  ¡Ni un sólo despido en Airbus!

¡Huelga general indefinida de todo el grupo EADS!

La solución de los capitalistas de un grupo capitalista

Después de varias semanas de negociaciones entre la dirección alemana y francesa de EADS y tras un último trapicheo entre Jacques Chirac y Angela Merkel el 23 de febrero, el Presidente de Airbus y Vicepresidente de EADS, Louis Gallois, presentó el “plan Power 8” adoptado por unanimidad por el consejo de administración de EADS, que produce también lanzaderas espaciales y material militar y cuya principal filial es Airbus.

El plan de reestructuración prevé la cesión o el cierre de varias fábricas, el reparto de las actividades entre las factorías que se mantendrán y la supresión de 10.000 puestos en Europa en los próximos cuatro años, la mitad de plantilla de Airbus, la otra mitad trabajadores subcontratados o temporales. Es decir, contrariamente a lo que pretende hacer creer Gallois, 5000 trabajadoras y trabajadores serán despedidos, sin hablar de las presiones de todo tipo sobre otros 5.000 y la intensificación del trabajo para quienes mantengan su empleo.

Hace dos años, cuando el lanzamiento del A380, Airbus era presentado como un éxito de la Unión Europea por Gerhard Schröder, canciller federal alemán, Jacques Chirac, presidente de la República Francesa, Tony Blair, primer ministro británico, y José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español. Pero, como todo grupo capitalista, cualquiera que sea la nacionalidad de los accionistas, sea su carácter “privado” o “público”, EADS obedece a la lógica del capital, en busca del beneficio, en busca de ganancias de productividad ante la competencia, agravando la explotación de sus propios trabajadores. El grupo americano Boeing recurrió exactamente a los mismos métodos contra sus asalariados después de la absorción de McDonnell Douglas y cuando las ventas de Airbus superaron sus ventas de aviones civiles: ha reducido su plantilla en un 42% desde 1998, aumentado los ritmos de los que quedan. Así, Boeing ha vuelto al primer puesto.

Los dirigentes de los partidos reformistas y de los sindicatos de acuerdo para… reestructurar

Los partidos comunistas que subsisten en Alemania (PDS), en Francia (PCF) y en España (PCE) defienden cada uno “el interés nacional”, aunque ninguno de los países de Europa podría hacer frente por sí mismo a la competencia de Boeing, además de que tal tentativa sólo conduciría a más sacrificios de los trabajadores asalariados de la aeronáutica. Cada uno de ellos apela a su propio gobierno burgués, cuando todos los gobiernos son cómplices del plan Gallois.

En cuanto a los partidos socialdemócratas, dirigen los gobiernos de Gran Bretaña y del Estado español (LP, PSOE) o forman parte de él, caso de Alemania (SPD). El que está en la oposición (PS francés), cuando estaba en el poder en Francia le entregó al grupo capitalista francés Lagardère la codirección de  EADS y hoy se niega a pronunciarse contra los despidos. La solución de Ségolène Royal, su candidata a la elección presidencial, es implicar las regiones en el capital, cuando es obvio que la presencia de los Länder alemanes en el capital de Airbus no ha  protegido a los trabajadores. Igual que Royal, la candidata del PCF Marie-George Buffet se pronuncia a favor “de una moratoria”, es decir, de una simple suspensión temporal del plan.

De la misma manera que la dirección actual de EADS, todos los dirigentes sindicales (IGMetall, FO, CGT, UGT…) alegan “errores de gestión” de la anterior dirección, para camuflar que todas las empresas capitalistas proceden periódicamente a despidos. Todos comparten las propuestas engañosas de los partidos “socialistas” o “comunistas”: recapitalización, un poco más de Estado nacional, un poco más de regiones o un poco más de burócratas sindicales generosamente remunerados en los consejos de administración… Todos los dirigentes sindicales invocan el interés nacional, que sería común a los explotadores y a los explotados, a quien despide y a los despedidos. Por ejemplo, Jean-François Knepper, dirigente de FO (el principal sindicato de Airbus en Francia) no cuestiona la reestructuración, sino la participación de Alemania:

Para el dirigente sindical, Louis Gallois cedió demasiado a los alemanes, “que sueñan desde hace treinta años con adquirir una posición dominante en el constructor aeronáutico europeo”. (Sudouest, 2 de marzo de 2007)

Los dirigentes sindicales se proponen negociar la reestructuración, quieren descargar sobre los trabajadores de los otros países el peso de la “reestructuración” y se limitan a actos simbólicos: “jornada de acción” en Alemania y Francia el 6 de marzo, “jornada de acción” europea el 16 de marzo.

¡Ni un sólo despido! ¡Huelga indefinida de todas las trabajadoras y de todos los trabajadores de EADS hasta la retirada del plan Gallois!

Espontáneamente, cuando se conoció el plan de la dirección franco-alemana, las trabajadoras y los trabajadores de varios centros alemanes y franceses pararon el trabajo y se manifestaron. Tenían razón: ¡ya basta de divisiones entre nacionalidades, entre tipos de puesto o entre estatus! La solidaridad de clase puede vencer al adversario de clase. Esta es la razón por la que las trabajadoras y los trabajadores de Airbus y EADS deben imponer que los sindicatos llamen a la huelga general indefinida de toda la empresa, de todos sus subcontratistas y de todo el grupo, la organización de asambleas generales en cada centro de trabajo, la elección de sus representantes, la centralización de los comités elegidos de cada centro a escala europea para conseguir:

  •    la retirada del plan Gallois y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo en    España, Gran Bretaña, Alemania y en Francia,
  •  la integración en plantilla de todos los trabajadores subcontratistas y temporales.

Tal manifestación de fuerza podría hacer retroceder la dirección franco-alemana, tanto más más vulnerable cuanto que la cartera de pedidos de Airbus está llena y que un paro de trabajo de todas las fábricas implicaría retrasos de entrega. Abriría la vía a otras victorias contra los planes de despidos, contra los ataques a las pensiones de jubilación y las asignaciones de los parados, contra los patrones capitalistas y contra todos los Gobiernos a su servicio.

Pero toda victoria parcial sigue siendo frágil en el marco del capitalismo. Sólo el control de los obreros, técnicos, empleados, ingenieros de Airbus sobre la empresa, y la expropiación de los capitalistas accionistas, empezando por  DaimlerChrysler y Lagardère, puede garantizar el empleo de manera duradera .

Sólo la creación de los Estados Unidos Socialistas de Europa permitirá a los productores escapar a la explotación o al desempleo,  porque entonces dirigirán la economía colectivizada y planificada suprimiendo las viejas fronteras, ya largo tiempo caducas, de Europa. Sólo nuevos partidos permitirán a los proletariados de Europa expropiar a los que despiden y tirar abajo los viejos Estados imperialistas.

11 de marzo de 2007

Colectivo revolución permanente: Colectivo Revolución Permanente en Perú, Groupe bolchevik (Francia), Grupo Germinal (Estado Español)

AdjuntoTamaño
Declaración Corep Airbus 11 marzo 2007.pdf31.16 KB